EL CV, TU MEJOR CARTA DE RECOMENDACIÓN.

EL CV, TU MEJOR CARTA DE RECOMENDACIÓN.

La Nueva Normalidad y la apertura de actividades no esenciales, traerán grandes posibilidades de encontrar empleo. Esto supone un paso adelante para la ansiada recuperación económica. Ya sea que estés desempleado o que quieras mejorar de trabajo, es muy importante que tengas actualizado tu Currículum, ya que sigue siendo tu mejor carta de presentación para acceder a una buena empresa, por lo que es recomendables que lo cuides al máximo.

Un buen CV es tu mejor herramienta para llamar la atención de los reclutadores de talento. Debe ser atractivo y, en la medida de lo posible, debe ser diferente a todos los demás. Debe verse profesional y que resalte todos tus logros y aptitudes. Es la primera impresión que un director de Recursos Humanos se llevará de ti, por eso te conviene que sea impecable.

Ya sea que seas estudiante recién graduado o un trabajador experimentado, debes tener un currículum muy bien redactado y sin faltas de ortografía, para que el contenido sea muy bien apreciado. A continuación, te damos una serie de “tips” que harán que tu currículum no sea uno más del montón.

TU PROFESIÓN ANTES QUE TU NOMBRE.

El primer punto importante para que tu CV destaque es saber que la mayoría de los reclutadores no están buscando a “Fulanito de Tal” para una vacante determinada. Las empresas necesitan un arquitecto, un ingeniero, un abogado, un agente de ventas, un publicista, un médico, un contratista, una diseñadora, una modista, un fotógrafo, un cantante, una secretaria, un contador, un programador, un vigilante, un chofer, un artista o un mago.

Lo que queremos decirte es que las empresas necesitan a una persona calificada para desempeñar un trabajo determinado, por eso es primordial que en el encabezado de tu CV detalles a qué te dedicas, cuál es tu profesión y después tu nombre; de esa forma tu CV pasará el primer filtro de búsqueda de talento para un puesto específico. Por ejemplo, puedes escribir: “Community Manager” y después tu nombre.

UNA IMAGEN DICE MÁS QUE MIL PALABRAS.

En tu CV debes cuidar particularmente tu fotografía. Por eso no debes escoger cualquiera que te guste. Te recomendamos que te hagas una fotografía profesional y a colores. Donde estés perfectamente iluminado y se vea con claridad tu rostro, mirando hacia el frente y donde presentes un gesto amable. De preferencia sin objetos que cubran tu cara como un sombrero, gafas de sol o una mascada que provoquen sombras pronunciadas.

Tu fotografía no debe ser de cuerpo entero, es mejor presentar lo que se conoce en términos cinematográficos como un “Close Up”. Es decir: de los hombros a tu cabeza. Y también te recomendamos que esa misma fotografía sea la que utilices en tus redes sociales, especialmente en LinkedIn, la red social más adecuada para encontrar contactos relacionados con tu profesión y empleos.

Con una fotografía con estas características será más fácil que el reclutador te encuentre en Google. Tal vez no lo sepas, pero un alto porcentaje de buscadores de talento utilizan internet para saber más datos del posible candidato. Por lo que también te recomendamos que seas cuidadoso con lo que publicas en otras redes sociales como FaceBook, Instagram, Twitter, Tik Tok, etc. Recuerda que tu imagen y, sobre todo, tu comportamiento, está en todas las plataformas que utilizas y eso también es un motivo para que tu CV pueda ser rechazado por el reclutador.

CUIDA TUS DATOS PERSONALES.

Después de tu profesión y tu fotografía lo que sigue en importancia son tus datos personales. Por lo general son tu nombre completo con apellidos, dirección teléfono de contacto, ya sea fijo o celular y correo electrónico. Parece básico, pero hay candidatos que se olvida o pone mal esos datos. Y después resulta que el reclutador ha seleccionado tu CV y no tiene manera de comunicarse con el candidato.

Con respecto a tu correo electrónico o Mail, es preferible que sea uno serio y que no uses apodos o leyendas que no se relacionen con tu nombre. Si tienes un correo que usas para comunicarte con tus amigos formado con palabras inapropiadas o graciosas, es mejor que abras uno nuevo y que sea sólo para la parte profesional de tu vida.

De la misma manera es importante que si cuentas con una página Web o un Blog, lo incluyas en tus datos lo mismo con tus redes sociales profesionales. Si no tienes te recomendamos que empieces a utilizarlas. También es buena idea que empieces a compartir contenido de valor en redes como Twitter o LinkedIn.

HABLA DE TU EXPERIENCIA.

Tu experiencia laboral es vital para el reclutador que está buscando a alguien con tus capacidades y talento. Sobre todo, si ya has trabajado en el campo profesional donde piensas desarrollarte. Los encargados de los Recursos Humanos toman más en cuenta la experiencia que los estudios que tengas.

Describe tu experiencia de manera cronológica a la inversa, es decir partiendo de tu último empleo o más reciente hasta el más antiguo o tu primer trabajo. En este apartado es recomendable que indiques el puesto que desempañabas, la empresa para la que trabajaste, el periodo de tiempo que colaboraste y una breve descripción de las funciones desempeñadas resaltando tus logros y aportes para la empresa, como pueden ser: aumento de ventas de determinado producto, reducción de costos en algún proceso, implementación de un sistema que modernice alguna área específica, etc.

EXPLICA TU FORMACIÓN ACADÉMICA.

En este apartado debes incluir tus estudios, fundamentalmente si tienes un título universitario o un posgrado y la institución en donde estudiaste. De ser el caso, no es relevante que pongas dónde estudiaste la primara y la secundaria. Pero si además de tus estudios cursaste algún seminario con valor curricular o obtuviste capacitación en un área específica, indica de qué es y en dónde la recibiste.

De igual modo especifica si dominas otros idiomas o si tienes conocimientos o si manejas de manera profesional programas de computación o maquinarias especializadas para algunos empleos que así lo requieran.

Para que tu CV sea más atractivo y fácil de leer procura ser breve y conciso. Escribe frases cortas en párrafos de no más de tres renglones y con lenguaje sencillo, que defina con claridad lo que quieres decir, evitando la repetición de palabras e ideas, para que quien lo revise pueda darse cuenta de toda la información relevante con un solo golpe de vista. Los reclutadores sólo tardan unos segundos para determinar si un CV es interesante o no.

Un último consejo, procura tener un CV para cada aplicación y no escribas lo que esperas de la empresa como puede ser un buen sueldo, capacitación, aprendizaje, prestaciones o ventajas, es mejor que escribas lo que puedes aportar a la empresa de acuerdo con tu experiencia y habilidades.

Con estos consejos puedes actualizar tu CV o si no tiene uno, puedes empezar a hacerlo de manera atractiva para destacar y ser de los primeros que revisen los que encargados de reclutar a personas con tu perfil y tus habilidades.

Texto: Ricardo Tejeda

IN-genio Publicidad Integral

Para: Mach Group Mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *